Placa de Facebook

Seguidores

Visitas. Añadido el 24-09-08

lo que estas escuchando: http://share.myflare.com/q7fnkN

lo que estas escuchando: http://share.myflare.com/q7fnkN
Por Dj.Isma : http://share.myflare.com/q7fnkN

21 de mayo de 2009

Soy caballero, pero...


No soy tu buen caballero,
ni tu mi rosa anhelada,
mi ángel esta perdido
y mi pasión apagada.

La dulzura tengo presa
y espera ser liberada,
por ese amor que se esconde,
debajo de mi camiseta.

Donde mi corazón se rompe,
de tanta pasión que lleva,
quien a mi pecho se prenda,
tendrá todo lo que anhela.

Cariño, amor y deseo,
dulzura del alma mía,
mi felicidad y mi cuerpo,
hasta el fin de mis días.

Por Ismael Gimeno, El Gladiador Del Verso.
Escrito en mañolandia en jueves 21 de mayo de 2009,

18 de mayo de 2009

A Mario Benedetti...In Memorian


El escritor uruguayo Mario Benedetti, fallecido este domingo a los 88 años de edad, fue recordado hoy no sólo por sus virtudes literarias, sino sobre todo por las humanas, como el hombre bueno, sencillo, consecuente y alegre que fue.


La capilla ardiente con los restos mortales de Mario Benedetti ha quedado hoy instalada en el salón de los Pasos Perdidos del Palacio Legislativo (Parlamento) de Uruguay, donde decenas de ciudadanos desfilan ya para dar el último adiós al autor de "La tregua".

Poco después de que el féretro con los restos del poeta fuera colocado en el lugar, junto al escudo de Uruguay, el presidente uruguayo Tabaré Vázquez, se hizo presente para saludar a los familiares y amigos, acompañado por el vicepresidente de la República, y presidente del Parlamento, Rodolfo Nin Novoa.

Desde antes de la hora prevista para el inicio del sepelio, en la mañana de este lunes gris y con lloviznas en Montevideo, algunas personas se agolparon a las puertas del Parlamento en paciente fila aguardando para dar su saludo final a Benedetti, fallecido ayer a los 88 años.

El cantautor Daniel Viglietti, amigo del poeta y que puso música a varios de sus poemas, fue de los primeros en ubicarse frente al féretro. Las embajadoras de España, Aurora Díaz-Rato, y de Cuba, Marielena Ruiz Capote, fueron las primeras diplomáticas en llegar al Parlamento para presentar sus condolencias. Varias figuras de la cultura, la política, líderes sindicales, estudiantes y decenas de personas de diferentes generaciones comenzaron a acercarse al Palacio Legislativo para despedir al poeta. Los restos de Benedetti permanecerán durante el día de hoy en el Parlamento y mañana serán sepultados en el Panteón Nacional.

Una enfermedad intestinal crónica terminó ayer con la vida de uno de los poetas y novelistas sudamericanos más populares y más prolíficos de la última mitad del siglo XX. En su casa de Montevideo -la capital del país que le vio nacer hace 88 años- Mario Benedetti se marchó con más de 80 libros de poesía, narrativa, teatro, crítica y ensayo a sus espaldas. También con premios tan prestigiosos como el Reina Sofía de Poesía (1999) o el Internacional Menéndez Pelayo (2005). Pero, sobre todo, dijo adiós el retratista de la clase media y de los burócratas; el poeta del compromiso y del exilio; el activista político que se enfrentó a las dictaduras sudamericanas y que hasta el último día se significó como firme detractor de la política exterior estadounidense.

Miembro destacado de la «generación uruguaya del 45» surgida en torno al periódico «Marcha», sus libros participaron del «boom» de ventas de la narrativa latino americana de los años 50 a 70. Además, sus poemas fueron divulgados por algunos de los cantautores protesta más conocidos de la época, como Viglietti, Joan Manuel Serrat, Luis Pastor o Nacha Guevara.


A muerto un grande,

por ello hoy las letras,

visten de negro,

se fue con su poesía,

cantando a otros lugares.


Ahora escribe en el cielo,

y su musa sera un ángel,

vivirá con las palabras,

y su casa sera un verso.


Se nos ha ido,

pero no nos ha dejado,

pues nos quedan sus letras,

para siempre ser recordado.


Nosotros tocaremos el cielo,

con solo leer sus letras,

veremos su ángel,

entre sus poemas.


Haremos lo mismo,

igual que antes,

seguirá con nosotros,

con sus lectores.


Posdata:

Ahora el esta en el cielo,

visitado antes por nosotros,

tantas veces... al leerlo.


Por Ismael Gimeno

El Gladiador del Verso


FEEDJIT Live Traffic Feed

Archivo del blog